Publicidad
Mensajes Movistar? Envia Mensajes de Texto Gratis www.mensajitos.co
Television en Vivo Mira television venezolana en vivo por internet canales-venezolanos.blogspot.com
Comprar por Internet Compra en USA y paga en Bolivares comprasenusa

martes, 15 de diciembre de 2009

Daniela Bascopé: "Quiero abordar a Valentina como un personaje y no como el protagónico"

"Quiero procurar que lo próximo que yo escriba no sea el resultado de un primer éxito, sino una cosa genuina, una cosa con la que yo de verdad me identifique", dice la actriz de 28 años

Daniela Bascopé Quiero abordar a Valentina como un personaje y no como el protagónicoAl parecer, la batalla que Daniela Bascopé le ganó al cáncer la cambió a ella como ser humano, pero también a su entorno. Si bien se había destacado como una actriz natural, sin poses, versátil, inteligente... no fue sino hasta ahora cuando se dieron cuenta de su potencial para protagonizar una telenovela. Así, le dieron la responsabilidad de interpretar a Valentina en HARINA DE OTRO COSTAL, original de Mónica Montañés, que estrenará Venevisión el año que viene.

Daniela está feliz, aunque se lo toma con calma -desde hace un tiempo se lo ha propuesto así-. Si bien está consciente de que una historia secundaria podría robarle protagonismo a la trama central, eso tampoco la angustia.

Su libro VENCER Y VIVIR se ha convertido en un éxito de ventas que va por su tercera edición, continúa con una fundación de ayuda a enfermos de cáncer (www.danielabascope.com), terminó recientemente un cortometraje, actualmente rueda una película a las órdenes de Alejandro García Wiedemann, PATAS ARRIBA, y en enero comenzará de lleno con la grabación de HARINA DE OTRO COSTAL.

-¿Qué expectativas tiene con este personaje?

-Quiero abordar a Valentina precisamente como un personaje y no como el protagónico. Como actriz, de pronto tiendes a pensar que por ser la protagonista ya todo está servido y yo creo que hay doble trabajo, no solamente porque tienes más apariciones, sino porque a veces las historias que más lucen no son las protagónicas.

-¿Pero eso no quiere decir que no le guste ser protagonista?

-No. ¡Me encanta ser protagonista!. Yo lo agradezco infinitamente, pero con eso no me voy a sentir cómoda, no es que me las voy a echar al hombro y decir, "¡Ah!, bueno, como soy protagonista, ya todo está servido"; al contrario, el trabajo es doble.

-¿Quién es Valentina?

-No sé si pueda decirlo. Lo que ha dicho Mónica es que son dos familias, como en la historia de ROMEO Y JULIETA de William Shakespeare, que comparten una panadería, y los hijos de cada una de estas familias se enamoran, pero son familias que se odian. Entonces el amor, de alguna manera, surge en esta circunstancia imposible para ambos.

-¿Por qué cree que le dan el protagónico ahora y no antes?

-La respuesta no la tengo, pero en todo caso, viene en un momento apropiado para mí y una edad en la que creo que estoy en capacidad para hacerlo. No digo con esto que hay edad para protagonizar, pero creo que llegué a un momento de mi carrera en el que me corresponde y me dieron la oportunidad. De ninguna manera me estoy planteando '¿Por qué no me lo dieron antes?'; todo lo contrario, estoy viendo hacia delante, ¡Qué bueno que me lo dieron ahora!

-¿Qué sintió cuando le dijeron que iba a protagonizar?

-Mucha alegría, pero alegría con mucha tranquilidad. Yo no quiero que esto se interprete como que no estoy agradecida. ¡Estoy infinitamente agradecida, por Dios!. Estoy protagonizando una novela y de Mónica Montañés, en horario estelar, buenísimo, que de alguna manera es lo que uno como actriz se proyecta. Pero ahora las noticias laborales me alegran, pero en su justa medida. Todo tiene su espacio, me alegra esto tanto como estar con mi familia o tener un logro personal interno.

-¿Qué cuestiona a la telenovela como género?

-Yo en alguna época de mi vida la cuestioné, pero también entendí que es el género con el que yo trabajo. Sí, de pronto me gustaría que se enfocaran en buscar mejores actores independientemente del físico -yo entiendo que hay unos parámetros estéticos- pero creo que tiene que predominar el talento. En ese sentido yo creo que Venevisión le ha dado chance a personas que se salen del parámetro físico.

-Muchos la verán con admiración, con compasión o con recelo por permitirse dar consejos de vida ¿Cuánto le importa el cómo la ven?

-La verdad, me he encontrado con mucha gente que se identifica conmigo, nunca con personas que piensen que me creo una gurú -en todas las entrevistas y conferencias siempre digo que lo que menos quiero ser es gurú, porque estoy muy lejos de tener las respuestas, imagínate, yo estoy cometiendo errores quizás más que antes; el cáncer fue una experiencia, un momento coyuntural, y ya está-. Cada quien tiene una manera de abordar las cosas, cuando estaba enferma también, era la compasión, la lástima, pero también la fortaleza. Creo que eso es asunto de cada quien.

-¿Le importa el qué dirán?

-En algún momento pensé que no me importaba. Después de algunas experiencias, vi que sí me importaba porque como seres humanos trabajamos con el ego y con la imagen, y más en esta carrera. Finalmente, me di cuenta de que no puedo llevar el peso de la gente sobre mí, a menos que sea para ayudar, para solidarizarme o dar unas palabras de aliento.

Ángel Ricardo Gómez / El Universal

0 comentarios: