domingo, 6 de diciembre de 2009

Christian Mcgaffney: "No busqué protagonizar"

"Soy un solitario. Mi círculo es cerrado, pues no soy el amigo de todo el mundo"

Christian Mcgaffney No busqué protagonizarSubía y bajaba el vidrio. Cambiaba el disco. Tomaba el teléfono y lo volvía a soltar. Pensaba en llamar a alguien y se arrepentía. Se reía. Quería gritar, hasta que de pronto se dijo: "Chamo, te tienes que calmar".

"No sabía qué hacer", recuerda el actor Christian Mcgaffney del momento en que se enteró que sería el protagonista de la telenovela HARINA DE OTRO COSTAL, la nueva apuesta dramática que prepara Venevisión para 2010.

"El día que me lo dijeron fui a ver a Fito Páez que cantaba en el Sambil", rememora el artista de 20 años, quien también estudia cuarto semestre de Economía empresarial en la Universidad Metropolitana.

Fue Manuel Grijalba, vicepresidente del canal, quien le dio la noticia al joven caraqueño que de niño soñaba con convertirse en ingeniero en Computación. "Me miraba como preguntándose: '¿... y este muchacho no va a gritar ni va a pegar 42 brincos?'", cuenta Mcgaffney que se contuvo ante el jefe porque sentía que estaba en shock.

"Pero mientras conducía hacia Chacao me entró la emoción y me puse a gritar y llamé a mi papá para contarle".

Christian, quien tiene dos hermanos mayores, es el único artista de su casa, contó que antes de que le asignaran el rol de Víctor, como se llamará el protagonista de HARINA DE OTRO COSTAL, presentó tres castings.

"El último lo hice junto a Daniela Bascopé, que será la protagonista", relata. "Nos fue muy bien. Los productores dijeron que proyectamos una buena química. No conocía a Daniela, me la presentaron ese mismo día".

Christian ha participado, hasta ahora, en cuatro producciones dramáticas de Venevisión. Debutó en CON TODA EL ALMA, luego salió en VOLTEA PA' QUE TE ENAMORES y TORRENTE; y actualmente interpreta al amante de Carlota Sosa en la telenovela UN ESPOSO PARA ESTELA.

"Me quedan algunos capítulos por grabar y aún no sé cómo van a justificar la salida de mi personaje, lo que sí puedo decir es que todos los compañeros de esa producción están contentos con lo que me está pasando", dice.

Sobre el gigoló campechano que hace en UN ESPOSO PARA ESTELA, Mcgaffney, jura que se lleva un grato recuerdo. "Fue la primera vez que me desnudaba frente a extraños, ni mi mamá me había visto tan cerca de estar en pelota", recuerda sobre las escenas que grabó con Carlota Sosa. "Desarrollamos una química muy interesante. Ella me ayudó mucho, y de alguna manera esa experiencia me preparó para lo que viene".

La telenovela HARINA DE OTRO COSTAL, la historia que firma Mónica Montañés, está inspirada en el clásico universal de William Shakespeare, ROMEO Y JULIETA, que tendrá como protagonistas a Daniela Bascopé, Christian Mcgaffney, acompañados por un elenco de primeras figuras de la televisión venezolana, y que va sobre dos familias. Una que es dueña de una panadería y otra de una pastelería.

"Voy a interpretar al hijo de Mimí Lazo y Carlos Mata. La trama aborda el tema panadero, por eso voy a pasar una semana en la panadería de un amigo para entender cómo funciona", adelanta.

Pero, aunque la emoción embarga al nuevo galán, está claro que lo que le espera no será fácil. "Habrá quien piense que estoy llegando al piso de protagonista en ascensor, yo les digo que no es así. He ido subiendo escalón por escalón, y la protagonización no era algo que yo estaba buscando".

-Usted sólo tiene 20 años, ¿piensa que podrá con esa responsabilidad?

-Sin duda alguna. Durante los últimos cuatro años he venido trabajando y ganando experiencia y en ese proceso hubo gente que creyó en mí. Puedo decir que me siento preparado y también dispuesto a superar las expectativas que tienen en mí.

-¿Está de acuerdo con que de usted se sabe poco?

-Sí, pero ahora que me lo permiten puedo decir que soy un tipo solitario, que mi círculo es bastante cerrado, porque no soy el amigo de todo el mundo ni tampoco una monedita de oro. Mi vida es tranquila y cotidiana, practico deportes, subo el Ávila y aunque estoy en la edad de la rumba, no ando de fiesta todo el tiempo.

-Se sabe que en la telenovela va a personificar a Romeo, ¿conoce obras de Shakespeare?

-Leí ROMEO Y JULIETA hace dos o tres años y me parece una obra magistral, pero HARINA DE OTRO COSTAL será una versión moderna de ese texto que aunque plasma la situación central de lo que vivían los protagonistas, está enmarcada en otro contexto.

-Y, ¿qué tiene de Romeo?

-(Risas) ¡Que siempre tengo problemas con los papás de las chamas con las que salgo! Es impresionante ¡no pego una con los suegros! Las mamás de mis novias no me pueden ver ni en pintura, y no sé por qué. No entiendo qué ven en mí los viejos de las chamas que siempre me montan el ojo.

-¿Será porque es artista?

-Puede ser. Siempre les dicen: "No vayas con él, que ese chamo es artista y te va a romper el corazón ahí mismo, y te va a dejar como a una tonta"...

-No ha probado escribir cartas edulcoradas como las de Romeo, para ver si así se gana a las suegras...

-No, pero debería.

-Todos conocen el final de ROMEO Y JULIETA. Pero, ¿en HARINA DE OTRO COSTAL, morirán los protagonistas?

-(Risas) Puedo decir que este es un ROMEO Y JULIETA, pero de harina de otro costal& no del saco de harina de Shakespeare. Esa pregunta no me la he planteado y creo que la escritora tampoco.

-Si no mueren estarían traicionando la obra original...

-No lo veo así. En la novela el humor pesará más en la balanza que otras emociones. Pero es una posibilidad interesante y tremendo gancho. Todos querrán saber qué pasará. Si mueren será algo único, un hito.

Daniel Uzcátegui / El Universal

0 comentarios: