sábado, 31 de octubre de 2009

"Relax" de Frankie Goes To Hollywood cumple 25 años

EFE.- Hace 25 años una banda de Liverpool con un estrafalario nombre, Frankie Goes To Hollywood, alcanzaba un impactante éxito con su primer álbum y, especialmente, con una canción, "Relax", tan pegadiza como provocadora y que se convirtió en todo un himno para la comunidad gay.

Para celebrar aquel éxito, uno de los más rotundos y polémicos de los ochenta, sale a la luz ahora "Frankie say greatest", un doble CD con todos los éxitos, remezclas y versiones de esta banda que rompió tabúes con un descarado pop-disco-funkie.

Holly Johnson, Paul Rutherford, Nasher Nash, Mark O'Toole y Peter Gill fueron los cinco componentes de aquella banda que primero se llamó Hollycaust y desde 1981 "Frankie goes to Hollywood", un nombre que tomaron de un titular de un artículo de una revista sobre Frank Sinatra.

"Relax", su canción bandera, fue un tema que surgió en la primavera de 1982 cuando Holly Johnson, su vocalista, llegaba tarde a un ensayo de la banda y entró al local cantando una pequeña rima que había inventado de camino, quien sabe si con la idea de que sus compañeros perdonaran su retraso.

Pasó tiempo hasta que la banda, después de ser rechazada por varias discográficas, lograra grabar su primer disco, un álbum que se llamó "Wellcome to the pleasuredome" y que fue publicado en octubre de 1984, cuando Frankie Goes To Hollywood ya había puesto en marcha una maquinaria de promoción y marketing, especialmente a través de unas camisetas que se extendieron como la pólvora aquel verano.

"Relax", el primer single del álbum, ya estaba camino del éxito, pero el empujón definitivo se lo dio el Dj de Radio One de la BBC Mike Read que, después de haber puesto la canción durante semanas en su programa, un día leyó la letra impresa en el disco y en la que accidentalmente se había cambiado el "sock it" (golpea) original por "suck it", (chupa).

Según cuenta la biografía de la página web oficial del grupo, el locutor quitó el disco, lo arrojó al estudio y declaró que era "abiertamente obsceno", todo en antena, y poco después la BBC prohibía la canción en todos sus programas.

Como suele ocurrir, esto, junto con los provocativos y controvertidos vídeos de esta banda que jugaba abiertamente con la homosexualidad de algunos de sus miembros, sólo impulsó el "Relax" hacía el número 1, convirtiéndolo en un disco del que se venderían trece millones de copias en todo el mundo y que no faltaba en ninguna fiesta de la época. Había nacido la "frankiemanía".

"Two tribes", "The world is my oyster", o "Power of love", fueron otros de los temas de este disco, al que, en 1986, siguió "Liverpool", con temas como "Rage hard" o "Wathicng the wildlife".

Pero la meteórica carrera de "Frankie goes to Hollywood" no duró mucho y en abril de 1987 se disolvió, algo que no ha evitado que aquel "Relax" siga sonando, veinticinco años después.

0 comentarios: