jueves, 23 de julio de 2009

Pablo Montero interpone querella contra bailarina por intento de extorsión

EFE.- El cantante mexicano Pablo Montero interpuso una querella por intento de extorsión contra una bailarina exótica y un fotógrafo quienes le sacaron fotos desnudo en un hotel de San Juan y las vendieron a una revista, informó hoy el publicista del artista.

El publicista de Montero, Harold Rosario, informó en un comunicado de prensa que la querella número 2009-1-166-4094 se interpuso en el Cuerpo de Investigaciones Criminales del Cuartel General de la Policía de Puerto Rico en San Juan contra la bailarina identificada como "Dulce" por intentar conseguir beneficio económico a cambio de una fotografías.

Finalmente la imágenes fueron vendidas y publicadas por la revista "Mira" de Nueva York.

Rosario explicó que el incidente ocurrió tras un concierto que el artista mexicano dio el pasado 14 de junio en el Coliseo José M. Agrelot de San Juan.

Una vez culminada la presentación, el cantante mexicano y un grupo de personas entre las que se encontraban "dignatarios, figuras del gobierno, algunos miembros del equipo de trabajo y artistas boricuas" celebraron una velada en un restaurante que continuó en un hotel de la capital.

Aparentemente Montero subió a su habitación con la bailarina exótica y un fotógrafo, donde, según su representante, fueron tomadas las fotografías sin el consentimiento del artista.

Según Rosario, fue en la habitación, que "nos hemos dado cuenta y estamos claros que en alguno de esos tragos el fotógrafo añadió una sustancia para provocar el sueño".

"La información confirmada que tenemos, y con la cual coinciden todas las personas que estaban en la habitación antes de dejar al artista solo, es a los efectos de que todo esto era un plan orquestado", agregó Rosario.

Reconoció que el propio Montero "recuerda que se recostó y se quedó dormido estando ellos dos (la bailarina y el fotógrafo) en la habitación".

"Aparentemente, al estar preparando la escena, por el ruido provocado y los movimientos, el artista se despierta y es cuando sorprende al fotógrafo tomando fotografías. Es en ese momento, cuando ocurre el incidente en donde en defensa propia el artista le propina una cachetada y saca de la habitación al fotógrafo", señaló.

La bailarina admitió que el fotógrafo la llevó allí para que "le prestara servicios sexuales al artista", lo que Montero niega "rotundamente".

"Como su publicista, persona que atendió la situación, y por estar pernoctando en el hotel, puedo dar fe que las cosas ocurrieron tal y como las estamos detallando, y que tan pronto entramos a la habitación, ya que fuimos los primeros con posterioridad a la cachetada, en ningún momento encontramos droga, en la misma", dijo.

Rosario señaló que la bailarina lo llamó y le confirmó que había estado en la habitación invitada por el fotógrafo, y le dijo que tenía en su posesión unas fotografías "comprometedoras, por las cuales exigía la suma de cinco mil dólares".

No obstante, Rosario y la bailarina negociaron esa noche la compra de las fotos por 1.000 dólares.

Al día siguiente, la noticia se difundió en los medios de comunicación de Puerto Rico, por lo que la bailarina le dijo a Rosario que "ya no le interesaba nada sobre este particular, que había destruido las fotos y que quería que este incidente se olvidara y que no se hablara más del mismo".

Frankie Amador, abogado en Puerto Rico del cantante mexicano, indicó por su parte que antes de presentar el caso ante los tribunales, quiere asegurarse de tener "una prueba contundente y robusta que sostenga los posibles cargos ante los proceso que se inician ante esta dependencia".

Rosario sostuvo que espera que Montero viaje a Puerto Rico "tan pronto como las autoridades se lo soliciten y que está dispuesto a cooperar en todo el proceso" hasta que se descubra la verdad.

0 comentarios: